Gobierno de España. Ministerio de Hacienda y Función Pública. Abre nueva ventana Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos
Administración Presupuestaria

¿Qué es y para qué sirve?

 Fondos 2000

INTRODUCCIÓN

Fondos 2000 es el sistema de información que da soporte en el Ministerio de Hacienda a la gestión de las ayudas comunitarias correspondientes al período (2000-2006) en lo que concierne a los fondos estructurales.

RED DE INFORMACIÓN.

Como es sabido, dentro del Estado español, la gestión de los fondos estructurales se centraliza en distintos Ministerios de la Administración General del Estado (AGE):

  • El Ministerio de Hacienda (en lo que concierne al FEDER).
  • El Ministerio de Empleo y Seguridad Social (en lo relativo al FSE).
  • El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (que ejerce sus competencias respecto al FEOGA-Orientación y al IFOP).

Cada Departamento actúa (desde el punto de vista español) de “nodo” central de la red existente, y mantiene relaciones, por una parte, con la Comisión europea y, por otra, con los distintos Beneficiarios de las ayudas concedidas (de la Administración Central, de las Autonómicas y Locales, y del sector privado).

A su vez, los citados nodos centrales están íntimamente relacionados entre sí para poder consolidar e integrar la información precisa.

Desde un punto de vista de mayor detalle funcional, se pueden distinguir distintos tipos de Agentes involucrados en la gestión de los citados fondos comunitarios:

  • Las Unidades administradoras del FEDER, FSE, FEOGA-O e IFOP, que en unos casos actúan como Autoridad de gestión y en otros como Autoridad de pago.
  • Los distintos Órganos ejecutores (Beneficiarios finales) de las ayudas concedidas, que son los que han de aportar, a su vez, financiación propia.
  • Los Organismos intermedios, que agrupan (cada uno de ellos) a una serie de Órganos ejecutores.
  • La Dirección General del Tesoro y Política Financiera del Ministerio de Hacienda y Función Pública, donde se centralizan los flujos financieros derivados de la gestión (cobros que se reciben de Bruselas y pagos realizados a los Beneficiarios finales), teniendo esta centralización naturaleza esencial para garantizar la integración en el sistema de los distintos Órganos ejecutores y Organismos intermedios.
  • La Comisión europea.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA.

El sistema de información comunitario reside en la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos, dependiendo funcionalmente de la Dirección General de Fondos Comunitarios y tecnológicamente de los servicios de Informática Presupuestaria de la Intervención General de la Administración del Estado, estando integrado por distintos módulos, cada uno de ellos orientado a la prestación de una finalidad específica y relacionados entre sí a través de los interfaces de interoperabilidad oportunos.

El sistema anterior se encuentra centralizado en el Centro de Producción de Informática Presupuestaria (IP) de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), pudiendo acceder al mismo sus distintos usuarios por tres cauces básicos:

  • Intranet, modalidad reservada a los usuarios de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos (SEPG), siendo en esta modalidad la IGAE la que asume la gestión de la red “interna” así constituida y el coste de conectividad.
  • Internet, es decir, a través de la red pública de tal nombre y mediante los proveedores de acceso de ambas partes (usuarios e Informática Presupuestaria), exigiéndose en este caso que los usuarios que acceden al sistema dispongan de certificados digitales que acrediten su identidad.
  • Extranet, utilizando líneas dedicadas que corren a cargo del Agente comunitario externo a la SEPG, que así puede obtener mejores tiempos de respuesta que en la solución anterior (y pagar por ello). En este caso, las comunicaciones de cada parte deben ser gestionadas por cada una de ellas de acuerdo a los estándares establecidos por IP.

Desde otro punto de vista, los módulos del sistema presentan las siguientes características:

  • Ejecutarse en ordenadores Sun/Solaris, con iAS como servidor de aplicaciones (que incorpora Apache como servidor web), Reports Server como servidor de impresión y Oracle 9i como gestor de bases de datos.
  • Estar desarrollados con Java y PL/SQL.
  • Precisar sólo de un cliente ligero, pudiendo solicitarse todas sus prestaciones desde un interfaz “estándar” integrado por HTML y PDF (en este último caso, y exclusivamente, para los informes formateados del sistema).

Aunque cada módulo del sistema comunitario “físicamente” dispone de una única base de datos (y todos ellos comparten el mismo gestor), por razones “lógicas” se simula la existencia de tres tipos de bases de datos distintas para las diferentes clases de usuarios:

  • La base de datos “Órganos ejecutores”, a la que acceden los Beneficiarios finales.
  • La base de datos “Unidades administradoras”, utilizada por las entidades que tienen tal carácter.
  • La base de datos “Comisión europea”, de la que Bruselas es cliente exclusivo.

Ello permite un uso simultáneo y paralelo de los módulos por parte de los distintos usuarios, sin interferencias mutuas no deseadas, garantizándose que la información que una persona introduce en el sistema sólo estará a disposición de los otros usuarios autorizados cuando así lo desee la primera.

FUNCIONALIDADES BÁSICAS DE LOS MÓDULOS DEL SISTEMA.

Desde un punto de vista operativo, el sistema comunitario está concebido para dar soporte a la gestión integral del MAC 2000-2006, permitiendo:

  • La Programación plurianual inicial de los fondos estructurales y la Elaboración anual de los fondos de cohesión (en ambos casos, tanto de planes financieros como de indicadores físicos y financieros).
  • La consignación de la Ejecución de seguimiento, tanto financiera como de indicadores físicos y financieros.
  • La gestión financiera propiamente dicha (que por su importancia se comenta con mayor detalle).
  • La edición de la documentación oficial de los Comités de seguimiento que periódicamente (al menos con carácter anual) han de celebrarse con la participación de todos los Agentes comunitarios implicados.
  • La realización de Reprogramaciones y de Modificaciones de la Programación y Elaboración inicial.

Por su parte, y en lo que concierne al modelo de datos implementado, aun siendo el mismo extraordinariamente complejo, presenta las siguientes características básicas en lo relativo a fondos estructurales:

  • Distingue entre Programas Operativos (POs, o formas de intervención pertenecientes al Objetivo 1), Documentos Únicos de Programación (DOCUPs del Objetivo 2), y Programas de Interés Comunitario (PICs) aprobados fuera del Marco con cargo a las Iniciativas Comunitarias existentes.
  • La elaboración, presentación a Bruselas y aprobación de la programación inicial se efectúa en el nivel de POs, DOCUPs y PICs, que posteriormente ha de desarrollarse en un complemento de programación en un nivel inferior y de mayor detalle (POMedida e ICMedida).
  • La ejecución financiera y de indicadores se consigna en un (todavía) mayor nivel de desagregación (llamado Proyecto, Operación o Actuación). En este nivel se distinguen básicamente dos tipos de Proyectos:
    • De Infraestructuras, que pueden asimilarse a las inversiones presupuestarias.
    • De Ayudas, que guardan una estrecha relación con las subvenciones públicas (en el resto del artículo el término “ayudas” se utiliza en su sentido más amplio, integrando tanto a las que estrictamente lo son como a las que financian infraestructuras).

Como se ha indicado, el sistema comunitario permite realizar toda la gestión financiera relativa a las ayudas comunitarias, siendo esta gestión la que simultáneamente da coherencia al sistema, fomenta la integración de los Órganos ejecutores, y constituye su aspecto más crítico. En el esquema adjunto aparecen reflejados los principales hitos de la gestión de fondos estructurales implementada en Fondos 2000:

  • Los Órganos ejecutores (también llamados Beneficiarios finales) capturan en el sistemala ejecución de los proyectos cofinanciados.
  • En base a la información anterior, los Organismos intermedios expiden los certificados que remiten (dentro del sistema) a la Unidad administradora.
  • Dicha Unidad, en su competencia de Autoridad de gestión, genera las declaraciones de gasto y las solicitudes de reembolso que, electrónicamente y en papel con firma manuscrita, remite a la Comisión.
  • La Comisión envía los fondos a Tesoro, transfiriendo la ayuda a la cuenta pertinente situada en el Banco de España.
  • Con posterioridad, la Unidad administradora que corresponda, y como Autoridad de pago, realiza el reparto entre los distintos Beneficiarios finales que han participado en la generación de la ayuda comunitaria, remitiendo a Tesoro la propuesta de mandamiento de pago no presupuestario, en base a la cual Tesoro realiza la transferencia al Beneficiario final de la ayuda.

Por tanto, la gestión financiera tiene un sentido “ascendente” (información desagregada-información agregada) desde la ejecución de proyectos hasta la solicitud de reembolso a la Comisión y el cobro en Tesoro. A partir de dicho momento, su sentido se convierte en “descendente” (información agregada-información desagregada).

Asimismo, en la gestión financiera se prevén procesos de devoluciones y de reintegros (en efectivo o por compensación), y “ajustes” financieros originados por diversas causas (“caídas” de ejecución, corrección de errores, reprogramaciones, correcciones financieras, etc.).

Es decir, en una misma forma de intervención (que por concreción puede asimilarse a un Programa Operativo) participan múltiples Órganos ejecutores de diversas Administraciones y Sectores: Administración Central, Regional, Local, Empresa pública, privada, etc. La ejecución que realiza cada uno de los citados Órganos ejecutores, que inicialmente se consigna de forma separada, ha de agregarse con posterioridad dado que las declaraciones de gasto y las solicitudes de reembolso que se presentan a la Comisión han de efectuarse en el nivel de Programa Operativo, en el que también se reciben las ayudas comunitarias.

Por ello, y tras ingresarse el dinero en Tesoro, ha de procederse a su reparto posterior para transferir a cada Órgano ejecutor la parte que al mismo le corresponde según su participación en la ejecución que ha dado lugar a la transferencia de Bruselas.

El procedimiento es complejo debido a la posible existencia de “descertificaciones” (o caídas de ejecución), de errores y, sobre todo, por la realización de reprogramaciones y la imposición de correcciones financieras por parte de la Comisión, que hacen variar tanto los planes financieros iniciales como la ejecución producida, información básica para el cálculo de las transferencias a los Beneficiarios finales.

Como se sabe, en el MAC 2000-2006 rige el principio de reembolso, y las ayudas comunitarias se conceden cuando la ejecución efectiva supera determinados porcentajes de las anualidades de los planes financieros aprobados.

Por tanto, al modificarse los planes financieros o la ejecución consignada por las causas que se han indicado, lo habitual es que los reembolsos efectuados a los Órganos ejecutores deban alterarse, lo que suele hacerse generándose en el sistema los ajustes pertinentes, a cancelar en el futuro “por compensación” cuando la gestión siga progresando, todo ello con el fin de evitar la necesidad de solicitar reintegros en efectivo a los citados Órganos.

RELACIONES CON SISTEMAS EXTERNOS.

Como es lógico, el sistema comunitario antes descrito está orientado básicamente a dar soporte a la gestión de la Dirección General de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Función Pública, y no pretende cubrir la variada y compleja casuística de todos los Agentes que participan en el proceso.

Por ello, dichos Agentes han de disponer de sus propios sistemas específicos, que desde el punto de vista de Hacienda se consideran externos a su sistema. Dado que gran parte de la información que ha de alimentar a la base de datos del sistema comunitario ya está almacenada en dichos sistemas externos y que la propia información del sistema comunitario ha de transferirse a los mismos se han desarrollado e implementado distintos procesos para facilitar el intercambio de información entre ellos.

A tal fin, y además de las transacciones propias previstas en los diversos módulos citados, se han definido formatos normalizados de intercambio de datos para permitir la carga de información desde ficheros externos al sistema.

Para utilizar dicho procedimiento, los distintos usuarios tienen necesariamente que entrar en el sistema comunitario y seleccionar en su entorno de red local el fichero que quieren cargar, tras lo cual se “pasan” las validaciones oportunas que garantizan la integridad, consistencia y no redundancia de la información que se pretende almacenar en la base de datos, procediéndose luego a hacerlo.

Asimismo, las descargas de información que hayan de efectuarse desde el sistema comunitario para alimentar bases de datos externas se pueden realizar a través de un procedimiento análogo, es decir, mediante la generación de un fichero normalizado que el usuario que solicita la descarga puede guardar en su entorno de red para su posterior tratamiento.

Todos los formatos de intercambio de datos tienen carácter “abierto” (TXT, XML, etc.) habiéndose evitado la utilización de “extensiones” propietarias (XLS, MDB, etc.) que obliguen a los usuarios del sistema a disponer de determinados productos ofimáticos, criterio extensible a todo el interfaz de interoperabilidad del sistema con sus clientes.